Asignación No Remunerativa de $5.000

Posicionamiento de la CAIP en virtud del Decreto No 1043/18: Asignación No Remunerativa de $ 5.000 y Desvinculaciones de Trabajadores del Sector Privado.

Complementando el Newsletter del pasado 14 de Noviembre, recordamos a las empresas asociadas que el Gobierno Nacional ha publicado en el Boletín Oficial del día 13 de Noviembre el Decreto No 1043, estableciendo una asignación no remunerativa de $5.000 y un procedimiento previo de comunicación para despidos que afecta al sector privado.

En relación a la asignación mencionada, la misma tendrá carácter de no remunerativa y será pagadera en dos cuotas de $ 2.500 en Diciembre y Febrero (conjuntamente con la liquidación de los haberes de Noviembre y Enero respectivamente). Ver  DECRETO 1043.2018  

Reiterando que desde la CAIP se ha participado activamente en conjunto con la Unión Industrial Argentina para contemplar que aquellos sectores que habiendo acordado con el sector gremial la revisión de las escalas salariales vigentes en el Convenio Colectivo de Trabajo, se establezca un mecanismo de absorción y evitar así la duplicación del pago de esta asignación en la industria plástica.

En este contexto, el Art. 4o describe lo siguiente: “Las partes signatarias de los convenios colectivos de trabajo que hubiesen pactado colectivamente un incremento sobre los ingresos de los trabajadores, en concepto de revisión salarial de la pauta oportunamente acordada en la negociación colectiva del año 2018, podrán compensar aquél aumento con la suma total de la asignación establecida en el artículo 1° del presente hasta su concurrencia, salvo que acuerden expresamente su no absorción. VER Convenio Colectivo de Trabajo 419-18 Anexo A

Las partes signatarias de los convenios colectivos de trabajo podrán establecer que las sumas referidas en el artículo 1° del presente se computen hasta dicho monto, a cuenta de las sumas que pacten en concepto de revisión salarial de la pauta correspondiente a la negociación colectiva del año 2018.

Los empleadores que hubiesen otorgado unilateralmente otros incrementos sobre los ingresos de los trabajadores a partir del 1° de enero de 2018, podrán compensarlos hasta su concurrencia con la suma total de la asignación
establecida en el artículo 1° del presente.

En los supuestos que se instrumenten, según corresponda, la incorporación, compensación o absorción salarial de la asignación establecida en el artículo 1° del presente decreto, la misma adquirirá carácter remunerativo”.

El Decreto no hace diferenciación respecto a la antigüedad del trabajador ni a su fecha de ingreso durante el presente año. Atento a ello, deberá ser cancelado a todos los trabajadores en relación de dependencia (convencionados o no) con contrato vigente al 30 de noviembre próximo.

Asimismo y conforme los términos del Decreto, desde la CAIP concluimos que las sumas abonadas como consecuencia de los incrementos salariales acordados en el mes de octubre popdo. pueden ser absorbidos por el tramo a ser cancelado con los haberes de noviembre próximo. De la planilla adjunta (Ver Anexo A) podrán visualizar las diferencias que para cada categoría puede ser absorbible. El saldo de lo pagado por el incremento salarial de octubre con más las diferencias que se generen en los meses de diciembre 2018 y enero de 2019 podrá también ser absorbido para el pago del segundo tramo de la asignación establecida.

Queda entendido que las empresas que así lo consideren, y en el marco de la ayuda voluntaria que en su caso dispongan ofrecer a la familia de la actividad plástica, pueden abonar la asignación no remunerativa dispuesta por el Decreto No 1043/18 aún en caso de haber abonado los incrementos convenidos en el marco de la revisión paritaria del mes de octubre pasado.

Por su parte, el mecanismo de pago establecido prevé que “cuando la prestación de servicios fuere inferior a la jornada legal o convencional, los trabajadores percibirán la asignación en forma proporcional, de acuerdo con los mecanismos de liquidación previstos en el convenio colectivo aplicable o, supletoriamente, según las reglas generales contenidas en la Ley N° 20.744 (t.o. 1976) y sus modificatorias”.

Finalmente, el Capítulo II instituye el “Procedimiento previo de comunicación para despidos sin justa causa” estableciendo un mecanismo a través del cual toda desvinculación sin causa de un trabajador debe ser informada con una anticipación no menor a 10 (DIEZ) días al Ministerio de Producción y Trabajo, pudiendo éste convocar al empleador y al trabajador junto con la asistencia gremial pertinente, a fin de celebrar durante este plazo las audiencias que estime necesarias para considerar las condiciones en que se llevará a cabo la futura extinción.

De todos modos, el despido quedará firme ya la intervención de la autoridad es al solo efecto del pago de las indemnizaciones de ley, aunque la falta de comunicación implicará la posible aplicación de multas a las empresas. Esta comunicación regirá hasta el 30 de marzo de 2019.